La luz, analgésico natural para los pacientes de hospitales

In Bienestar personal, Centros Sanidad, Espacios saludables by entorno saludableLeave a Comment

No es ningún secreto que la luz en general y aquella que proviene del sol en particular, tienen efectos positivos sobre los seres vivos. Muestra de ello es el proceso llamado fotosíntesis al que se someten las plantas. Y como seres vivos, nuestro comportamiento no debe distar mucho del suyo.

Son varias las investigaciones que afirman que la exposición a la luz, tanto solar como artificial, tiene efectos positivos en nuestros sentimientos y emociones.

Siguiendo esta misma línea, varios investigadores de la Universidad de Pittsburgh (EEUU), han llevado a cabo un estudio con la intención de profundizar en los efectos que tiene la exposición a la luz por parte de los pacientes que acaban de someterse a una operación delicada sobre los analgésicos.

Para ello, seleccionaron una muestra de 89 personas que acababan de someterse a una intervención de las características citadas anteriormente. Midieron la cantidad de analgésicos que éstas consumían y fueron testando su estado de ánimo mediantes cuestionarios diarios.

Para llevar a cabo la investigación, se aseguraron previamente de que algunos de los sujetos se encontraran en habitaciones con exposición a la luz del sol directa y otros se ubicaran en cuartos que no recibían luz natural debido a la interposición de un edificio adyacente.

Las conclusiones del estudio, determinaron que las personas ubicadas en la parte del hospital donde se recibía una gran cantidad de luz solar, tomaban un 22% menos de analgésicos, tomando como referencia un promedio global por hora, en comparación con aquellos que se encontraban en habitaciones sin acceso a dicha luz.

De la misma manera, a la hora de recibir el alta, los pacientes que se encontraban en los cuartos más luminosos, experimentaban menos estrés y dolor que los otros.

También descubrieron que la iluminación afecta más positivamente a los pacientes jóvenes (aquellos que tienen entre 22 y 49 años), que casualmente son los que suelen experimentar más molestias.

Otros estudios afirman, además, que las técnicas de relajación y el empleo de la música mejora notablemente el estado de ánimo de los pacientes.


CONSEJO EFEBÉ


Teniendo en cuenta los resultados de este estudio, deberíamos empezar a repensar la ubicación y la orientación de las habitaciones de los centros médicos y hospitales. Enfocándolos de tal forma que todos los habitáculos tuvieran acceso a la luz solar. Además, una intervención en el aislamiento acústico de los espacios ayudaría no solo a reducir el ruido del ambiente, sino que también permitiría el empleo de la música como posible terapia.

entorno saludableLa luz, analgésico natural para los pacientes de hospitales

Leave a Comment