3 pautas para elegir el mejor papel camilla para un centro de estética

In Bienestar personal, higiene personal by entorno saludableLeave a Comment

El mercado ofrece un abanico tan amplio de papel camilla que seguramente acabaremos conformándonos por aquel que cumple con las medidas que nos interesan por tal de no volvernos locos.

En este artículo exponemos aquellos parámetros que debemos tener en cuenta a la hora de escoger un papel camilla adecuado para nuestro centro de estética.

La composición. Podemos encontrar 4 tipos de materias primas o procedimientos.

  • Fibra virgen. También conocido por ser elaborado a partir de 100% pasta de celulosa. Es considerado virgen porque se obtiene directamente de la pulpa de los árboles. Se caracteriza por su gran resistencia y capacidad de absorción.
  • Reciclado. Mediante este proceso se pretende “alargar” la vida del papel, “reutilizándolo” con la finalidad de no incidir tan negativamente sobre el medio ambiente. Pese a que hace unos años se asociaba este tipo de papel a una mala calidad, hoy en día, poco tiene que envidiarle al papel elaborado a base de fibra virgen.
  • Tejido No Tejido (TNT). El Tejido Sin Tejer es el téxtil resultante de la unión de diferentes fibras mediante procedimientos térmicos, químicos o mecánicos, evitando llegar a tejer el material. A diferencia de los dos tipos anteriores, el TNT ofrece una resistencia superior a la vez que evita el desprendimiento de las fibras.
  • TNT plastificado. Este material se caracteriza por su impermeabilidad, que protege la camilla de posibles fluidos, como por ejemplo, aceites. No obstante, presenta el hándicap de ser un producto con escasa o nula capacidad de absorción.

Número de capas. Determina la resistencia y capacidad de absorción del producto.

  • 1 capa. Ideal para usos básicos. El papel camilla de este tipo está pensado para entornos con un gran consumo de papel.
  • 2 capas. Ofrece un plus de resistencia y capacidad de absorción. Estos tipos de papel están pensados para tratamientos prolongados.

El precorte. Esta característica determina el uso y manipulación del propio papel.

  • Con precorte. El papel viene marcado y está listo para ser cortado manualmente.
  • Sin precorte. Ofrece la libertad de cortar el papel según convenga con la ayuda de un dispensador con cuchilla incorporada.

En cualquier caso, todos nuestros papeles camilla cuentan con certificados PEFC o ECOLABEL que garantizan la sostenibilidad con el medio ambiente.


CONSEJO PAPELMATIC


Antes de elegir papel camilla, estudia bien las necesidades de tu negocio en base a los parámetros que te presentamos en este artículo. El papel que cubre la camilla, además de facilitar nuestra actividad, puede mostrar un plus de higiene traducido en una buena imagen de nuestro centro de estética.

entorno saludable3 pautas para elegir el mejor papel camilla para un centro de estética

Leave a Comment