La escuela: una base para educar en la higiene de manos

In Bienestar personal, Escuelas, Espacios saludables, higiene personal by entorno saludableLeave a Comment

El concepto “sistema o modelo educativo” ocupa cada vez un mayor lugar en la opinión pública. Muestra de ello es la autocrítica que se hace de nuestros métodos de aprendizaje, comparando el sistema educativo español con el finlandés y dejando éste último en mejor lugar.

Este nuevo modelo de enseñanza no pretende basar la docencia en la cantidad de materia que se imparte sino en la calidad de los mismos. Es decir, se entiende la escuela como un todo en el que los niños no solo salen preparados en lo que respecta a estudios de matemáticas o lenguas, sino que se inculcan además valores relacionados con la vida fuera de la escuela.

Este último punto acostumbra a generar cierta controversia, ya que muchos consideran que la educación social de los niños corresponde exclusivamente a los padres.

No obstante, no estamos hablando de educarlos en ámbitos de política, religión u otras creencias. Nos referimos al hecho de ir más allá y formar a los más pequeños en términos relacionados con la seguridad y el bienestar personal.

¿Qué tiene que ver la higiene en todo esto? Es muy sencillo. Cuando hablamos de seguridad en las escuelas pensamos en cerramientos, pavimentos en buen estado, etc. Asociamos el peligro al hecho de que nuestros hijos sufran una caída e insistimos en que todos los elementos que puedan evitar esto se encuentren en buenas condiciones.

Hasta aquí todo correcto. El problema surge cuando asimilamos y damos por hecho que los numerosos resfriados y cuadros gripales que sufren los niños en los primeros años de colegio son algo inevitable. ¿Por qué no entendemos que una buena limpieza y desinfección de los diferentes espacios junto con un lavado de manos adecuado pueden llegar a reducir este riesgo?

Un estudio desarrollado por el Journal of Environmental Health determinó que, de un total de aproximadamente 4000 residentes en Estados Unidos-país con fácil acceso a todo lo necesario para llevar a cabo una buena higiene de manos-, un 10% no se lavaba las manos. Otro 33% no usaba jabón para este proceso y del 57% restante, solo un 5% de los individuos se lavaba las manos correctamente.

Siendo ya adultos, éste es un hábito bastante difícil de modificar. Pero tratándose de niños, aún estamos a tiempo de educarlos en la importancia de una buena higiene y de convertir lo que a priori puede parecerles una obligación en un hábito.

¿Y qué mejor lugar mejor que la escuela para moldear este hábito y concienciar a los más pequeños en la importancia de la higiene y la desinfección?


CONSEJO PAPELMATIC


 

Desde Papelmatic apostamos firmemente por una buena higiene de manos. Pero también entendemos que no solo basta con que gran parte de la población se lave las manos si eso conlleva no hacerlo de forma correcta.

Por eso, recomendamos un lavado que dure al menos unos 30 segundos y que trate todas las partes de la mano (uñas, palmas, dorsos, etc.). Es crucial eliminar todos los gérmenes de nuestras manos, ya que son el principal de conexión de nuestro cuerpo con el entorno.

entorno saludableLa escuela: una base para educar en la higiene de manos

Leave a Comment