Industria Alimentaria: ¿Cómo saber si mi Plan de Higiene y Desinfección funciona?

In Espacios saludables, Higiene profesional, Industria Alimentaria by entorno saludable1 Comment

En posts anteriores hablábamos de la importancia de desarrollar un plan de higiene y desinfección en entornos que trabajan con alimentos o que están comprendidos dentro de la industria alimentaria.

En la mayoría de los casos, solemos caer en el error de prestar más tiempo y atención al diseño de dicho plan, olvidándonos posteriormente de su verificación para asegurarnos de que éste funciona. Y es que, si hay algo que debemos tener presente es que pese a que dos negocios tengan en común que ambos forman parte de la industria alimentaria, no necesariamente requerirán el mismo plan de limpieza y desinfección.

Por lo tanto, ¿qué debemos hacer para comprobar que nuestro plan de limpieza y desinfección funciona?

  • Debemos zonificar nuestra planta productiva (fábrica, áreas de paso, almacenes…) para poder diferenciar entre las áreas de mayor y menor riesgo durante la limpieza.
  • Debemos conocer el tipo de residuo que generamos durante la producción. De esta manera podremos saber qué tipos de químicos ayudarán a potenciar la acción de limpieza o desinfección. Puedes consultar nuestra tabla de químicos si tienes dudas. Además, debemos recordar que, en caso de que apliquemos algún desinfectante, éste debe poseer el Registro HA, que lo convierte en un producto apto para la industria alimentaria.
  • Debemos determinar la frecuencia de limpieza. Es decir cuándo y cada cuanto vamos a limpiar o desinfectar (continuada, al final del turno, al final de la semana…) y detallar algunas instrucciones de uso para que, en caso de que la acción la realicen diferentes personas, ésta sea lo más homogénea posible. Por ejemplo, emplear agua templada o caliente para detergentes que deban eliminar mucha grasa, agua fría para desinfectantes clorados (el cloro se inactiva por encima de los 40 ºC).
  • Debemos documentar todo el proceso de limpieza y desinfección para estar coordinados e informados en todo momento del qué, cuándo y cómo. Nosotros mismos podemos elaborar nuestro propio documento de registros. También es importante que los manipuladores o personas que lleven a cabo la limpieza y desinfección estén bien formados.
  • Debemos asegurarnos de que nuestro proveedor esté autorizado para la venta de químicos en la industria alimentaria. Podemos comprobarlo con su número ROESP. Además nunca está de más que la propia empresa proveedora pueda asesorarnos en temas relacionados con la limpieza.
  • No debemos copiar planes de otras empresas, hallados en internet o extrapolarlos a plantas diferentes entre sí. Al principio ya insistíamos sobre la importancia de zonificar las diferentes áreas de producción y de identificar los residuos que generamos. Estos dos factores determinarán, a grandes rasgos, nuestro plan de limpieza y desinfección. Debemos entender cada caso como si fuera único e irrepetible. Muestra de ello podría ser una fábrica que presenta problemas de biofilms y utiliza para ello químicos más potentes que seguramente no serán necesarios en otra fábrica de las mismas características que no presente dicha problemática.

NO DEBEMOS CONFUNDIR VALIDAR CON VERIFICAR

“Validar” es lo que hace el fabricante en el laboratorio para asegurar normas como la actividad bacteriana o fungicida, entre otras cosas.

“Verificar” es comprobar que la carga bacteriana o fúngica disminuye de nuestras instalaciones tras haber empleado los químicos necesarios, que han sido previamente validados por el fabricante.


CONSEJO PAPELMATIC


La ausencia de gérmenes en un análisis no indica una ausencia real o total de los mismos. No debemos conformarnos con el primer resultado, ya que a veces, los microorganismos son prácticamente imperceptibles dependiendo del método que utilicemos para el análisis. Por ejemplo, los desinfectantes, en ocasiones “adormilan” a los gérmenes sin llegar a eliminarlos del todo y esto los convierte en invisibles durante el análisis, porque se considera que no hay “actividad” bacteriana. Por ello, desde Papelmatic recomendamos verificar los resultados del plan de limpieza y desinfección constantemente.

entorno saludableIndustria Alimentaria: ¿Cómo saber si mi Plan de Higiene y Desinfección funciona?